Antes de desarrollar el contenido de este artículo, desde Clínica Dental Parque queremos realizar una recomendación: para hacerse una limpieza dental, lo ideal es acudir a un dentista de Albacete en un periodo comprendido entre seis meses y un año dependiendo de la edad y el estado de la boca de cada paciente. No obstante, muchos pacientes plantean dudas sobre esta práctica: ¿es obligatorio hacérselo?, ¿duele?, ¿Cuánto dura?

En este artículo vamos a dar respuesta a la clásica pregunta de: «¿Cada cuánto tiempo debo hacerme una limpieza dental?«:

La limpieza dental es recomendable dos veces al año

Para disfrutar de una óptima salud bucodental es imprescindible realizar habitualmente unas pautas de higiene tan sencillas como rigurosas. Consisten en implementar una rutina higiénica adecuada para tener una boca sana, fuerte y bonita. Un ritual innegociable que todos los profesionales recomiendan, pero que no es suficiente para evitar que la placa bacteriana y el sarro se acumulen.

Aunque el nombre literal parezca simple, en realidad, la función principal de la limpieza dental es prevenir enfermedades. Precisamente por eso los profesionales la denominan profilaxis dental. No solo permite eliminar placa bacteriana en la boca y manchas en cualquiera de las piezas dentales, sino que además limpia el sarro acumulado en la línea de las encías o en el cuello de los dientes. Un problema que no desaparece simplemente con el cepillado diario: solo una limpieza bucal en Albacete puede eliminarlo.

tiempo debo hacerme una limpieza dental

Todos los dentistas coinciden: el tiempo necesario ideal para hacerse una limpieza dental oscila entre los seis meses y un año. Sin embargo, la mayoría de la gente nos acordamos de ello cuando ya ha pasado más tiempo. No obstante, es un periodo que puede variar dependiendo de la persona, de su higiene individual y de la predisposición que tenga a acumular sarro en sus dientes. Solo un dentista experto puede valorar la necesidad de realizar una limpieza oral ya que hay multitud de zonas en la boca que, a simple vista, no se sabe si están limpias. Para las personas fumadoras, o con antecedentes de enfermedades bucodentales, se recomienda reducir el periodo semestral y realizar la limpieza de manera más frecuente.

¿Qué sucede si no se hace una limpieza dental entre los seis meses y un año?

Además de antiestética, la acumulación de placa bacteriana calcificada puede resultar peligrosa. Es uno de los principales motivos por los que aparece la caries y constituye además un elevado factor de riesgo para el desarrollo de diversas enfermedades periodontales. Llevar a cabo una limpieza oral dos veces al año impide que el sarro se asocie a la pérdida de piezas dentales y pueda incluso inducir a generar enfermedades como la diabetes y/o derivar en problemas cardiovasculares.

La limpieza bucal es un tratamiento sencillo que no genera molestias. Hay gente que piensa que este tratamiento puede dañar el esmalte de los dientes, y en realidad, no es cierto. Únicamente una minoría de pacientes nota una ligera sensibilidad mientras se lleva a cabo, pero es totalmente indoloro y no es necesaria la anestesia. Una vez retirado el sarro, el último paso es pulir la superficie dental para mejorar su aspecto completo.

Nuestra alimentación también influirá en el tiempo que debe pasar entre limpieza y limpieza. Cada alimento afecta de una manera diferente a la salud y el color de nuestros dientes. Mientras que algunos ayudan a su limpieza, otros pueden mancharlos con mayor facilidad. Por ejemplo, el té, el café o la remolacha son alimentos que manchan los dientes con mucha rapidez mientras que otros como la manzana, la uva o el queso contribuyen a fortalecer los dientes y eliminar las manchas.

chequeo dental Albacete

Problemas de no hacer una limpieza dental a tiempo

Como decimos, no realizar una limpieza dental a tiempo puede derivar en diversas enfermedades bucodentales que, en mayor o menor grado, provocarán molestias, dolores, y otras consecuencias que, a largo plazo provoquen problemas en nuestra salud dental. Son muchos los problemas asociados a la falta de limpieza dental, entre otros, la aparición de gengivitis, sarro bajo las encías, dolor de muelas, sangrado en el cepillado y otros muchos problemas que podrían solucionarse con facilidad.

Otros de los problemas de no hacer una limpieza dental está relacionado con la  aparición de caries o con la caída de piezas dentales muy dañadas. También hay que tener en cuenta que la falta de limpieza provoca un problema estético, ya que los dientes pierden su color blanco original para ir tornándose amarillos y, además, la cantidad de sarro acumulado es cada vez mayor y más visible.

Si en los días posteriores a la limpieza bucal las encías se notan más sensibles frente a cualquier cambio de temperatura, hay que considerarlo como algo completamente normal. Además, no afecta en absoluto a poder comer o beber igual que se hacía antes de la limpieza.

En resumen, a la pregunta de ¿cada cuánto tiempo debo hacerme una limpieza dental? es recomendable realizar una limpieza dental dos veces al año. Es un procedimiento odontológico que favorece la salud y la imagen de la boca, mejora su higiene y proporciona bienestar general. En Clínica Dental Parque ofrecemos servicios de calidad y una atención exquisita para garantizar la mejor experiencia posible a cada uno de nuestros pacientes. Y basta con que se pida cita.

¿Debo hacer la limpieza aunque me cepille los dientes a diario?

El cepillado diario no es capaz de alcanzar ciertas zonas de la boca para eliminar las bacterias y restos de comida que quedan almacenados. Con el paso de los meses. esas bacterias se acumulan, sobre todo, entre las encías y en la base de los dientes, zonas prácticamente inaccesibles con un cepillo o hilo dental. La acumulación de bacterias, con el tiempo, termina recubierta por una película de minerales que suele endurecerse y que conocemos como sarro.

El sarro no puede eliminarse con un cepillo de dientes convencional, y poco a poco, va destruyendo la capa exterior del diente. La eliminación del sarro en las zonas de difícil acceso es uno de los motivos más importantes por los que hay que hacerse una limpieza dental cada seis meses o una vez al año.

ventajas limpieza dental

3 Ventajas de hacerse una limpieza periódicamente

A lo largo de este artículo han quedado claro los inconvenientes asociados a no hacerse una limpieza dental, pero ahora queremos destacar algunas de las ventajas que hacerse una periódicamente:

  • Prevención. Hacer una limpieza dental de forma periódica previene la aparición de diversos problemas que puedan derivar en la aparición de caries o incluso la extracción de piezas dentales.
  • Ahorro. Dejar vía libre a las bacterias derivará en problemas bucales mucho más dolorosos, caros y complejos de solucionar.
  • Imagen. Una boca y sonrisa cuidada es mucho más bonita que una amarilla y repleta de sarro.